3 razones para invertir en el employer branding

Hoy en día, cuando necesitas enviar un mensaje a un amigo no piensas en escribir una carta y llevarla al telégrafo para que la transcriban a código morse. Simplemente, tomas tu smartphone y envías el mensaje por WhatsApp. No hay mucho que pensar.

Lo mismo ocurre en plena reconvención laboral: si no inviertes en tu employer branding o marca empleadora (o ni siquiera sabes de qué trata este concepto), estarías enviando una carta por telégrafo (o un mensaje por señales de humo, si se prefiere). En cambio, las empresas que usan el smartphone siempre estarán unos cuantos pasos por delante de ti.

Importancia del employer branding

De forma muy sencilla, la marca empleadora es la reputación que tiene tu organización entre los trabajadores, así como la percepción que tienen tus empleados de ti como empleador.

El employer branding es la forma en que haces marketing entre tus empleados y postulantes. Fácilmente, puedes compararlo con el marketing de productos y servicios, donde buscas la satisfacción del cliente para fidelizar y construir portavoces de la marca. En este caso, en lugar de enfocarte en los clientes, te enfocas en el personal. 

Ahí radica la importancia del employer branding. Se trata de mantener trabajadores felices y de atraer mejores talentos, ya que los postulantes verán a tu empresa como un buen lugar para trabajar.

Razones para invertir en employer branding

De acuerdo con Eduardo Molina, Methodology Researcher de KeyClouding, hay 3 razones principales por las cuales deberías invertir en tu marca empleadora. Mira de qué se trata cada una:

1. Reduce los gastos en selección

Un buen employer branding puede reducir hasta en un 50% los gastos en selección. Por lo general, necesitas invertir tiempo y dinero para contratar a un candidato; además, tienes que destinar recursos a la educación de cada solicitante sobre tu empresa y convencerlos de que es un buen lugar para desarrollarse profesionalmente. Pero, si tu reputación te precede, ya habrá candidatos de calidad interesados y estarán más dispuestos a conocer sobre tu marca por propia cuenta.

Como resultado, podrás dedicar menos tiempo a proporcionar información y convencer a los potenciales contratados, reduciendo el uso general de recursos en cualquier contratación.

2. Disminuye la rotación no deseada de talento

Puedes reducir hasta en un 28% la rotación no deseada del personal. En primer lugar, porque creas una cultura organizacional donde la mayoría de los trabajadores estarán satisfechos y contentos de trabajar en tu empresa.

En segundo lugar, la calidad de tus contrataciones va a mejorar. Es decir, las personas que llegan a tu empresa es porque realmente quieren estar ahí y tienen la capacidad para desempeñar plenamente el rol dispuesto para ellos.

3. Atrae a tus prospectos antes que la competencia

Cuando buscas prospectos, siempre existe el riesgo de que el mejor talento decida irse con la competencia después de haber invertido en reclutamiento o en ponerte en contacto con ellos. Sin embargo, si tu marca empleadora es fuerte, seguramente preferirán quedarse contigo (incluso sin necesidad de invertir demasiado).

Ejemplos de employer branding

La marca empleadora puede desarrollarse de muchas maneras. Una forma es a través de la comunicación, personalización y automatización que ofrece un Software de Selección de Personal.

Como ejemplos de employer branding, está la opción de establecer un canal de comunicación donde los candidatos reciban información constante de tu empresa y puedan resolver dudas de inmediato. Por otro lado, puedes aprovechar la automatización para abordar a varios candidatos al mismo tiempo sin sacrificar la personalización.

Con KeyClouding, tienes la oportunidad de fortalecer tu marca empleadora, reducir costos y atraer personal de calidad combinando las ventajas de la comunicación masiva y la gestión automatizada.