¿Pruebas psicotécnicas, psicolaborales o psicométricas?

Contratar al candidato equivocado es más común de lo que piensas y, según un estudio de la firma Hays, es un error que puede costarle a tu empresa entre 1,8 y 2 veces el salario anual del empleado. Para prevenir esa situación, es recomendable implementar, en el proceso de selección, pruebas psicotécnicas, psicolaborales o psicométricas, dependiendo del perfil personal y profesional que estés buscando. Conoce en qué consiste cada una de ellas. 

Pruebas psicolaborales 

El test psicolaboral hace referencia a un conjunto de técnicas empleadas para identificar en los aspirantes a un empleo rasgos personales, aptitudes e inteligencia que no pueden ser determinados mediante una entrevista o leyendo su hoja de vida. Al aplicarlas defines, en términos psicológicos, si el candidato es apto para el puesto al que se postula. 

La prueba psicolaboral (ejemplos: test proyectivo, de los colores y de las piezas de dominó) la aplicas una vez el candidato ha pasado los filtros relativos a conocimientos técnicos y académicos, preferiblemente de forma colectiva para determinar de forma objetiva cuál de ellos se ajusta más al perfil solicitado. 

Pruebas psicométricas  

Se trata de un instrumento de evaluación que te permite emitir una valoración cuantitativa de uno o diversos aspectos psicológicos de una persona, ayudándote a definir su personalidad, actitudes y aptitudes. En concreto, existen cerca de 50 habilidades humanas que se pueden evaluar mediante exámenes psicométricos, divididas en cuatro categorías principales:

  • Cognitivas.
  • Psicomotoras.
  • Físicas.
  • Sensoriales.

Por lo general, son utilizados para reclutar empleados con un perfil específico o características muy particulares. Ejemplos pruebas psicométricas pueden ser aquellas donde se dibuja una persona bajo la lluvia o una casa, o las que te piden escribir una historia. Sin embargo, existen otras de alta profundidad como: 

  • Terman Merrill: consta de 10 subtest. Te ayuda a definir el cociente intelectual general de personas con capacidad para comprender problemas presentados de manera escrita. Se usa, principalmente, para aspirantes a cargos administrativos, supervisores, coordinadores, etc.
  • Cleaver: el más común de todos. La prueba entrega una descripción completa de la personalidad del aspirante, y te permite realizar un pronóstico de la forma en que reacciona frente a circunstancias determinadas.
  • Moss: es un test de aptitudes y habilidades. Mide la adaptabilidad social con el fin de conocer el comportamiento del aspirante, su capacidad de supervisión, toma de decisiones y comportamiento con las personas a su cargo.

Pruebas psicotécnicas

Se trata de test de inteligencia o de aptitudes, tipo cuestionario con respuestas de opción múltiple, que evalúan las capacidades y aptitudes intelectuales del aspirante en función del puesto de trabajo que va a ocupar. 

Se centra, principalmente, en la inteligencia general, la memoria, la atención, la percepción y las capacidades verbales, numéricas, administrativas y de razonamiento. 

Si aplicas correctamente estas pruebas psicotécnicas, psicolaborales o psicométricas, también reducirás los niveles de rotación, porque el trabajador adecuado se adapta fácilmente a la empresa y a sus condiciones laborales. 

En dicho proceso, KeyClouding puede ser una ayuda muy valiosa, no solo en la selección y ejecución del test psicolaboral sino en todo lo relativo a una selección de personal rápida, económica y correcta.

Se trata de una solución 100% online que te permite diseñar tu proceso de selección a la medida, es decir con base en requerimientos específicos, para atraer el talento mejor perfilado. Luego, te brinda la posibilidad de establecer filtros con lectura automática de curriculum y predecir el desempeño con una prueba psicolaboral. Ejemplos de su eficacia son los más de  100 clientes en Latinoamérica que han encontrado sus trabajadores ideales mediante la aplicación.